10 Consejos Para Viajar a Japón

Solamente tuvimos que volar 7 horas para llegar a Japón desde Penang. Sin embargo, apenas llegamos, teníamos la sensación de estar en un universo completamente distinto.

Todavía no puedo creer que tuve la suerte de pasar 8 días en uno de los países más mágicos en la Tierra. Todo es tan distinto, tan eficiente, tan único, tan inolvidable. Podría pasarme horas enteras hablando de este viaje, describiendo este destino. Quizás lo haga, y este sea el primero de muchos artículos sobre Japón – who knows.

Sea como fuere: estos son los diez consejos que puedo darte para tu primer visita a la Casa del Sol Naciente.

img_8943

1- Sé Curioso.
Lo sé. Este es un consejo que aplica a todo destino. Pero en este viaje terminé de darme cuenta de lo genial que puede ser indagar qué hay detrás de la cortina, subiendo una escalera, abriendo una puerta. Siempre siendo cuidadoso, ¿no? Pero no se puede negar el valor agregado que le da a un viaje ir por el camino menos transitado. La ventaja de visitar una de las ciudades más seguras del mundo es sentirte libre de meterte en callejones y subir en un ascensor a la terraza de un edificio equis para encontrar una vista increíble – de sorpresa.

img_8596
Paso 1: Vislumbrar un bar en una terraza. Paso 2: Identificar el edificio cuya terraza rebosa de luces de navidad. Paso 3: Colarse al edificio y subir por el ascensor como si fuera tu casa. Paso 4: Disfrutar de la vista (y de una copa de Prosecco).
2- No des propinas.
Por suerte, antes de viajar a Japón bajé la app “Google Trips” que daba este consejo. No estaba segura si seguirlo o no, pero en la práctica me di cuenta que nadie daba propinas, ni había recipientes destinados a ese fin en los cafés que frecuentaba. Fue en uno de los últimos días en Tokyo que un amigo me lo confirmó: es mala educación e incluso, hasta ofensivo dejar propina. ¿Quién lo hubiera sabido? En cualquier otra parte del mundo es completamente lo opuesto. No voy a quejarme, claro. Pero fue bueno saberlo antes de llegar a destino.

3- El JR vale la pena.
Déjenme terminar la oración: El JR vale la pena; sólo si querés salir de la ciudad. Les cuento: el Japan Rail Pass es una especie de pase libre por una, dos o tres semanas que solo podés adquirir si sos turista y estás fuera de Japón. Esto quiere decir que la única forma de comprarlo es antes de viajar – permitiendo incluso unos tres días hábiles para que el pase llegue a tus manos. No es barato – de hecho a nosotros nos salió 300 dólares por persona el de una semana – pero es la mejor alternativa si querés viajar dentro del país. Nosotros fuimos de Tokyo a Kyoto, luego a Nara y vuelta a Tokyo usando los pases. Además, dentro de las ciudades también hay trenes de JR en los que podés usar el pase, haciendo valer cada uno de tus centavos.

2016-10-10-photo-00021175

El procedimiento es el siguiente:

1- Ingresas a uno de los sitios oficiales que lo ofrece. Como éste. 
2- Elegís el plan que se ajuste a tu viaje.
3- Realizás el pago con tarjeta de crédito. Ojo con los cargos sorpresa: envío, guías adicionales, gastos de transacción.
4- Entre 2-5 días hábiles aproximadamente, te llega a la dirección acordada un paquete de correo con tus pases, más una guía de Japón que quizás no uses jamás. (Insisto: bajen Google Trips, ¡tener el mapa offline es un salva vidas!)
5- Al llegar a destino, vas a tener que buscar una de las oficinas de JR para validar el pase y poder comenzar a usarlo. Luego de validado, es muy sencillo: solo tendrás que mostrarlo en una oficina para saltear las barreras y llegar a los trenes.

Igualmente, como les contaba: si su destino final es Tokyo/Kyoto/Osaka/etc y no van a trasladarse más allá de los confines de la ciudad, les recomiendo que solo compren el Subway Pass al llegar a Haneda/Narita o directamente que vayan comprando los pases de acuerdo a los trenes que usen. El sistema de trenes es muy sencillo, y navegar la ciudad resulta súper simple. Japón es muy eficiente, y esto también se refleja en su sistema de transporte público.

4- Ninguna cantidad de días es suficiente.
Cuando empezamos a planear el viaje, pensábamos ir solo 4 días a Tokyo. Fuimos negociando vacaciones, barajando probabilidades y cerramos en 8 días entre Kyoto y Tokyo. Ahora sé que podríamos haber ido 4, 20 ó 100 y no hubiera sido suficiente. Hacía mucho no experimentaba esta sensación de #FOMO tan fuerte. Hay tanto para hacer, tantos lugares por descubrir, tantos edificios en los que perderse y parques para sentarse a devorar novelas. Podría vivir en Japón y aún así no sería suficiente. ¿A qué voy? Andá el mayor tiempo posible. La visa para Argentinos permite que te quedes como turista por 90 días. Aprovechalos al máximo.

5- La comodidad es clave.
Entiendo que a veces es lindo estar medianamente producido, salir bien en las fotos, caminar con estilo por las calles de una ciudad tan cosmopolita como Tokyo. Lamentablemente, la moda a veces es incompatible con caminar 20 km en un día o alquilar una bici de improvisto y pedalear por mil calles escondidas. Mi recomendación, subjetiva claro: Calzado cómodo, botella de agua y un saquito en el bolso por si un restaurant o subte tiene un aire acondicionado un toque intenso.

6- Mantenete en la izquierda.
Al subir y bajar en escaleras mecánicas, hay un sistema pre-establecido que como turistas desconocíamos. Es muy simple: si no vas a subir caminando por la escalera mecánica y preferís que te suba con su magia automática, quedate en la izquierda. Si en cambio estás apurado o desfiando tu destreza física, por la derecha encontrarás un camino libre para subir a tu propio ritmo.

7- Guardá evidencia.
Si sos fanático del diseño, en Japón te vas a volver loco. Los carteles, las postales, los avisos en el subte: absolutamente todo es impresionante, meticuloso y distinto. No solo sacamos foto a cada cartel (y hasta creamos un Instagram para mostrarlos al mundo) – también invertimos en pósters y postales como souvenirs. Los kanjis son preciosos, donde sea que estén, y cuando estés de nuevo en casa vas a querer verlos y recordar tu paso por este país.

8- No entregues dinero en las manos.
Hacerlo es ofensivo y está mal visto. El traspaso de dinero de mano a mano es casi un juego de villanos en las tierras niponas. Por eso, vas a ver que todos los comercios tienen una bandejita en la cual tenés que apoyar la suma indicada. Eso sí: si tienen que darte cambio, muchos te lo dan en la mano.

9- Toque de queda (de trenes).
Similar al caso de la Cenicienta y su toque de queda, en Japón la hora de volver a casa la determina el horario de los trenes. De acuerdo a las distintas líneas, el horario de finalización de los recorridos varía entre la medianoche y la 1 am. “Podés volver en taxi, rata coluda” – deben estar pensando. Bueno, no. En Tokyo recurrir al taxi (o al Uber) es un recurso muy extremo para una billetera en un presupuesto promedio. Por ejemplo: cuando llegamos a Haneda, estuvimos dos horas entre comprar Simcard, ir al cajero, ir al baño, buscar un mapa. Cuando encontramos al fin el tren que nos llevaba al hostel, ya había pasado el último y tuvimos que recurrir al taxi. Las distancias son enormes, y hay precio distinto al caer el sol. La conclusión: un viaje de 120 dólares que en tren nos hubiera costado menos de diez.

img_9124
El karaoke terminó tarde: además del gasto del local, tuvimos que pagar un taxi.
10- Seguí las filas.
En muchos lugares de comida, los locales se apiñan en filas esperando un humeante bowl de ramen o el sushi más fresco que probaste jamás. Seguir a los locales es un excelente consejo, sea donde sea que estés, pero gracias a los formatos de restaurants en Japón es mucho más simple encontrar los lugares que valen la pena. Además, en la mayoría de los lugares, las mesas son comunales y la forma de comer es veloz (y ruidosa).

Al compás del ritmo ajetreado de la ciudad, los comensales no se demoran: eligen sushi de una cinta transportadora, por ejemplo, y se sientan a disfrutar de su menú. No hay sobremesa, no hay cafecito ni charla con el mozo: uno termina, paga y se va, dándole lugar al siguiente comensal que seguramente esperaba hacía varios minutos detrás de la puerta o cortina.


Escribiendo esto me doy cuenta que hay mucho para decir. Podés seguir a los chicos de Decidilo o a Flor Pereira en sus viajes a este destino. Mientras tanto, recorremos Singapur y preparamos el próximo posteo. Sigan atentos a Kilo India Delta por muchos más viajes y relatos en primera persona de los destinos que recorremos.

Si querés seguir el recorrido de KID a tiempo real, hacé click aquí. 

Advertisements

5 thoughts on “10 Consejos Para Viajar a Japón

  1. Que emoción! Que cultura!.
    Japón entra de lleno en mi lista de pendiestes!!.
    Gracias Romy por hacernos sentir parte de tus hermosos viajes.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s